Cuando se trata de elegir el suelo comercial para un negocio, siempre se debemos analizar previamente, varias cuestiones:

Cómo será el tráfico previsto, los grados de resistencia al fuego, si requiere un fácil mantenimiento, tiempo necesario para la instalación y por supuesto como encaja en el diseño general del establecimiento.

A continuación les detallamos las opciones más útiles y funcionales para elegir un suelo comercial.

PVC

Los PVC son siempre una buena opción para suelo comercial, al ser idóneos para áreas con un alto tráfico de personas. Como son tiendas, clínicas médicas, o edificios públicos. La principal ventaja de este tipo de suelos, es que tienen una larga durabilidad, debido a su resistencia contra abolladuras, rasguños y otro tipo de imprevistos. Son muy fáciles de limpiar, y aguantan muy bien la humedad.

Además como tienen amplias gamas de colores y estilos, pueden combinarse y resaltar nuestro negocio y marca. A día de hoy los PVC con imitación a superficies cerámicas o madera, están sustituyendo a tarimas laminadas y suelos cerámicos, por los motivos expuestos anteriormente.

MOQUETA

La moqueta es un producto muy utilizado en hoteles y oficinas, dado que es necesario el máximo silencio y tranquilidad. Las moquetas reducen al mínimo el sonido, permiten tener una gran resistencia al tráfico pesado con unos diseños muy originales, que ofrecen zonas modernas y de verdadero lujo, con el máximo confort y suavidad, al ser la moqueta un material muy agradable al tacto. Es por ello que pueden instalarse en entornos diferentes, desde vestíbulos de hotel a despachos de abogados.

CORCHO

Una alternativa que puede sustituir a la moqueta, por su baja acústica, es el corcho. Dado que amortigua al máximo el sonido, que combinado con su tacto confortable y ser un material natural, hacen que sea un producto muy interesante para hoteles y oficinas. De hecho ya hay productos que combinan el corcho con PVC haciendo un producto perfecto para alto transito y zonas húmedas.

TARIMAS DE MADERA Y SUELOS DE TARIMA LAMINADA.

El suelo de madera, en todas sus variedades, siempre ha estado ligado a cualquier tipo de negocio. Dado que ofrece unos acabados perfectos para cualquier espacio, como tiendas, despachos, hoteles, y áreas de bienvenida. La madera es un material fuerte y duradero, que puede aguantar gran tráfico y resistencia al desgaste, y en el caso de laminados, toleran ciertos grados de humedad. Además ofrecen amplias gamas de diseños y tonalidades, que unidos a su fácil mantenimiento, hacen de este tipo de suelos una opción perfecta para cualquier negocio.

Además todos estos suelos también hay otros como los de caucho o goma para zona de ascensores, felpudos de entrada, alfombras decorativas, etc. Pero esto lo analizaremos en una nueva entrada de nuestro blog.