Hormigon Fratasado

Es el sistema tradicional por excelencia de Pavimentación industrial. Su realización en tres fases, tales como vertido y extendido del hormigón, dotación de los materiales necesarios como cemento, cuarzo, y en ocasiones corindón coloreado, y por último la aplicación de la maquinaria especializada, que nos da la obtención de una superficie uniforme, resistente, lisa y duradera. Este sistema se utiliza tanto en interiores: viviendas, garajes, naves, como en exteriores: patios, pistas, pasillos exteriores de nave.

Este mismo pavimento puede tener acabado semifino, gracias a su rugosidad nos permite obtener un acabado antideslizante, por lo que es especialmente utilizado en zonas de pendiente.

El pavimento fratasado o remolinado consiste en el vertido y el reglado del hormigón con los medios adecuados. Una vez endurecido lo suficiente, habiendo conseguido una masa monolítica y compacta, se fratasa mecánicamente y se incorpora la capa de rodadura a base de sílice, cuarzo y corindón, con la posibilidad de colorear la masa.

El acabado de la superficie puede ser cepillado, en polvo de cuarzo y en acabado fino con junta de dilatación.

Este tipo de pavimento fratasado es perfecto para superficies grandes como:

  • Garajes
  • Rampas
  • Locales
  • Naves industriales
  • Hormigón raspado
Polígono Industrial Las Fronteras
C/ Mar Mediterráneo, nº 2 Nave 16
28830 San Fernando de Henares MADRID
91 747 31 44
info@fiyasa.es
Somos distribuidores
Conoce las marcas y servicios de las que somos distribuidores