Como especialistas en suelos, hoy queremos ayudar a esas familias que están buscando además de un suelo elegante y duradero, un suelo perfecto para las que conviven con animales doméstico. Analizaremos las mejores opciones de suelos para mascotas, y cómo esto puede afectar al bienestar de su perro o gato Veamos los pros y los contras de diferentes opciones para las personas que conviven con una mascota.

Las mascotas son un miembro más de muchas familias. Por lo que tenemos que tenerlos en cuenta a la hora de elegir un tipo u otro de pavimento.

A – Pavimentos más idóneos para mascotas

1- Pisos de PVC

Los suelos de PVC son una buena opción para los amantes de las mascotas, debido a que los nuevos formatos en losetas o lamas, son opciones muy duraderas y resistentes, dado que apenas sufren rayaduras o arañazos, típicos de mordeduras o rasgaduras, con dientes y patas de perros o gatos. Además son muy resistentes a la humedad, este último punto, muy interesante cuando se producen orines o defecaciones por accidente.

2- Pisos laminados

Son también una buena opción como suelos para mascotas, ya que un laminado, son suelos muy preparadas para usos intensivos, al tener una capa de desgaste lo suficientemente fuerte como para proteger contra los temidos arañazos. Este tipo de suelo son fáciles de mantener limpios, ya que sólo se tienen que limpiar en secó o con un aspirado para que vuelva a estar como nuevos. Cuando tenga que darle una limpieza más profunda, se deben utilizar los limpiadores específicos recomendados por el fabricante.

La desventaja principal de estos pavimentos, es que se pueden convertir en muy resbaladizos, para humanos y mascotas, para evitarlo pueden colocarse alfombrillas, sobre el suelo  laminado de manera que los perros no se resbalen, ayudándoles a su vez a levantarse o acostarse. Por todo ello, un laminado no es el suelo perfecto, pero puede considerarse como una opción viable para la convivencia con animales domésticos.

3- El piso de bambú

El bambú es uno de los mejores suelos para mascotas,  que se pueden comprar hoy en día. El bambú tiene una gran dureza, por lo que puede soportar más tráfico y desgaste. Es también resistente a las manchas, por lo que no tiene porque preocuparse por los accidentes o caídas.

Además, el bambú es un recurso renovable que puede ser repuesto después de un cierto período de tiempo, por lo que es sin duda es una opción perfecta para los propietarios de viviendas que les gusta respetar el medio ambiente.

4- El suelo de corcho

El corcho es otra buena elección para viviendas con animales domésticos y los propietarios con conciencia ambiental.

El corcho es antimicrobiano, lo que significa que se reduce el crecimiento de mohos y alérgenos, y al igual que el bambú, mantiene una fuerte resistencia a los arañazos y es ideal para la absorción de los sonidos. Incluso a día de hoy pueden encontrarse opciones resistentes al agua

La única desventaja de los suelos de corcho es que se decoloran con el tiempo cuando se expone a la luz solar directa.

5- Piedra, pisos de cerámica y otros

Si su casa se puede equipar con el tipo de suelo de piedra, entonces usted tiene una gran opción, pero todo tiene un precio.

La piedra no se raya fácilmente, a diferencia de un suelo de madera y algunos laminados. Del mismo modo, si el cachorro tiene un “accidente”, no hay necesidad de preocuparse por cómo afectará a su suelo.

Sin embargo, aunque estos beneficios son grandes para los dueños de mascotas, no son tan bueno para sus mascotas. Aunque su superficie fría es perfecta en el verano, algunas razas de perros y gatos con sangre más fría, les incomoda tumbarse el resto del tiempo, y con frecuencia buscan una solución más cómoda. En estos casos, las mantas son una gran idea para este tipo de suelo, así como la compra de un cama o caseta para el animal.

Las Baldosas de cerámica, porcelana o de piedra se pueden considerar como una de las mejores opciones de suelos para mascotas para dueños de casa que buscan un tipo de material resistente al abuso de sus amigos de cuatro patas. 

B- Suelos menos aptos para mascotas.

6- Los pisos de madera.

Los suelos de madera suelen ser los más escogidos, hoy en día, para una casa moderna, pero aún están lejos de ser la mejor opción de suelos para mascotas. Un suelo de madera, al año puede parecer otro, con un cachorro en la vivienda.

Dependiendo del tipo de barniz uretano que el suelo tenga, hace que la superficie del piso de madera pueda ser fácilmente rayada o manchada. La humedad también afectará fuertemente este tipo de suelo, haciendo que se hinche y contraiga.

La orina del animal aparte de manchar el suelo de madera y puede dejar atrás un olor acre. A pesar de que se limpia rápidamente, alguna vez la orina puede penetrar en la madera.

A diferencia del lavado de alfombras, para eliminar las manchas y los olores de la madera, sería necesario primero limpiar el polvo, manchas y arena, para terminar con la limpieza de las zonas manchadas en cada una de las tablas afectadas. De hecho, a veces los cristales de sal en la orina también pueden causar manchas y olores que reaparecen con el tiempo, entonces la única manera de deshacerse de ellos sería la de sustituir la propia madera.

Otra razón por la madera está lejos de ser el mejor piso para los perros y gastos, es el tazón de agua de su mascota. Si el agua se vierte o unta en el suelo y no se limpia rápidamente, puede empapar la madera de debajo, haciendo que se hinche y contraiga. Esto puede causar una deformidad en el suelo con el tiempo.

Otro enemigo de los pisos de madera son, evidentemente, las uñas de las mascotas. Que ocasionan rayones y arañazos en el suelo.

7- Las alfombra

Finalmente, llegamos a una de las peores opciones, pero que sin embargo es de las más comunes en los suelos para mascotas.

Es sin lugar a dudas la peor opción, por su rápido desgaste. Pero es una opción muy cómoda por su suave tacto, pero la más costosa en limpieza y mantenimiento.

Los orines pueden manchar la alfombra, siendo casi imposible eliminar el olor, si este es  absorbido profundamente en la alfombra. La suciedad es también mucho más notable en la alfombra y mucho más difíciles de eliminar. Puede ser casi imposible conseguir eliminar todo el pelo de las mascotas.

Si la alfombra es la única opción, le recomendamos la compra de una alfombra lo más oscura posible, que haga que la suciedad no destaque con facilidad. Además desechen la opción de moquetas o alfombras confeccionadas con bucle, si no quieren que se enganchen y rompan al tirar con las uñas de perros o gatos.

Normalmente, el presupuesto y la facilidad de instalación son las dos primeras prioridades en su elección de los suelos para mascotas, pero para los hogares que tienen animales domésticos (especialmente cachorros), también es necesario tener en cuenta sus necesidades y la mejor opción para su mantenimiento y limpieza.

Sea cual sea su decisión, póngase siempre en manos de empresas especialistas en la instalación de pavimentos, para elegir la mejor opción para su familia y mascota.