Si hay un área de su casa que recibe una gran cantidad de desgaste, son los suelos de dormitorio para niños. Para ello debemos buscar opciones aptas para el uso y disfrute de los más pequeños. En Fiyasa les recomendamos la instalación de un suelo que combine durabilidad, comodidad y fácil limpieza, es decir, que les permitan tomar una siesta, a la vez que aguantan caídas de juguetes, arrastre de muebles, y manchas de temperas y rotuladores.

Opción de madera

La madera es duradera y añade calidez a una habitación, que les asegura una grandísima durabilidad. Además si los niños la deterioran, se puede volver a lijar y barnizar para que quede como nueva.

Sin embargo, la madera no es lo más idóneo para los niños que gatean y van con los pies descalzos. Para ello una opción es poner algunos accesorios, para dar calidez. Esto permitirá mejorar la frialdad al tacto.

Añadir alfombras y esterillas, es perfecto para zonas de juego y por ejemplo, cuando dejan sus zapatillas al meterse en la cama. Se pueden colocar en una esquina de “juego” en el que se encuentran los juguetes o en el centro de la habitación. Cuando se trata de una alfombra, cuanto más calidad mejor. También hay algunas alfombras en el mercado con motivos temáticos, tales como pistas de carreras de coches de juguete, o con los personajes más famosos de sus dibujos animados preferidos. Como la mayoría de la madera ofrece en color neutro, con casi cualquier alfombra de color, se puede personalizar realmente diferentes ambientes, para que sean divertidos y brillantes.

El uso de elementos de bloqueo en los suelos de dormitorio para niños, como losetas de goma espuma, con formas de puzles o colchonetas de espuma son opciones que se pueden utilizar en la totalidad de la habitación o para ciertas zonas de juegos. Estos se pueden colocar justo sobre madera sin dañar el suelo que hay debajo. Protegen las rodillas y los codos y también protegerán las plantas de los pies y golpes directos al caer al suelo.

Opción de laminados

Quizás por su composición, son más idóneos para los juegos de los más pequeños, dado que la resistencia de la capa de desgaste, permiten que aguanten mejor, que la madera, golpes, vertidos de líquidos y arrastres sobre la misma, eso sí al tacto tiene el mismo inconveniente de falta de calidez.

Opción de Moquetas.

Las moquetas son una elección obvia para las habitaciones de los peques. Son suaves, absorben mejor los ruidos y permiten mantener el calor al pisar sobre ellas. Sin embargo, tendrá que elegir una moqueta resistente, sobre todo para las manchas y caídas de líquidos. La capacidad de limpiar la moqueta fácilmente debe ser vital. Moquetas de pelo cortado son perfectas para una habitación.

Opción de PVC

A día de hoy hay materiales que se instalan en coles y guarderías. Habitualmente son PVC tanto homogéneos como heterogéneos, tanto en suelos como en paredes, en rollo o losetas. Estos son idóneos por su resistencia al desgaste, fácil limpieza y gran durabilidad, pero quizás no sean los más idóneos para colocar en nuestra vivienda.

Opción de Corcho

Lo suelos de corcho tienen la ventaja de la absorción acústica, aguantan perfectamente arrastres y caídas, así como ser ideales al contacto con pies descalzos. Por el contrario tienen el problema de su difícil limpieza, y no son los mejores suelos de dormitorio para niños, debido al desgaste provocado por el uso  de los pequeños.

Opción de caucho.

Perfecto para zonas exteriores de juegos, pero quizás no son los más aptos para los suelos de dormitorio para niños, eso sí se puedes encontrar losetas que se pueden recoger en un momento y que les permitirá disfrutar, de sus juegos, encima de ellos.

Cualquier material que elija en última instancia, tenga en cuenta tanto la durabilidad, diseño y sobre todo que sea cómodo para sus hijos.

Decoradores de interior e instalación de suelos para niños