En muchas ocasiones se plantean serias dudas a la hora de saber cual es el producto idóneo para un lugar determinado. Es por ello que en nuestro blog tendréis una herramienta de ayuda para vuestra toma de decisiones. Comenzamos nuestras entradas en nuestro blog, distinguiendo las opciones existentes en TARIMAS FLOTANTES, que seguro ayudará a aquell@s propietari@s que estáis planeando la instalación de una TARIMA FLOTANTE.

Las TARIMAS FLOTANTES se instalan ensamblando lama con lama y una sujeción perimetral a base de rodapié. Estas pueden ser de MADERA con las muchas variantes que de ellas existen, o también LAMINADAS fabricadas con base de PVC, en las que se reproduce fotográficamente el diseño que uno elija.

La diferencia entre estos dos tipos de materiales puede ser confusa al principio, que es por lo qué presentamos a continuación un cuadro comparativo entre los pros y contras de la madera natural y las tarimas laminadas, con el fin de resumir las principales características de las TARIMAS FLOTANTES.

¿Madera o laminado? Cuadro comparativo

 

Características Madera Laminado
Tipo de instalación Antes muy dificultosa. Ahora con sistemas que hacen más fácil la instalación de las mismas. Van bien pegadas o clavadas. Pegado sobre foam o corcho, con sistema Clic.
¿Puede ser reparad@s? Sí. No.
Coste Más durabilidad , más coste del producto y mayor coste de instalación Más económicos.
Composición Diferentes cortes y tipos según del árbol que provengan. Texturas y tonos naturales, desde gris neutros a bronces rojizos. Robles, hayas y arces son los más utilizados. El suelo de laminado es un producto de panel de fibras de madera sintético, Llamados multicapas, por lo general tiene cuatro capas superpuestas: una capa que estabiliza, una capa de panel de fibras de madera tratado de alta densidad, una capa de modelo fotográfica, y una capa de resina clara de melanina.
Resistencia a la humedad Propenso a la humedad, descoloración y combarse. Bastante resistente, pero siempre que no esté acumulada el agua.
¿Resiste rayones? Muy bien, dependiendo del tipo y acabado. Excelente.
Durabilidad Depende del tipo de madera, pero con buen uso, dura décadas y décadas. Entre los 15 y 25 años. Marcas con menor calidad, deben reemplazarse antes.
Cuidados y mantenimiento Fácil. Fácil.
¿Puede ser renovado? Sí. No.
Reparaciones Si, dependiendo del acabado. No.
¿Puede ser reciclado fácilmente? Sí. No.
¿Respeta el medio-ambiente y no tóxico? 100% producto orgánico. Bastante variable, depende del fabricante, al ser materiales reciclados, y ser hecho con una resina compuesta de melamina y formaldehidos, sus emisiones pueden provocar efectos medio-ambientales.
Garantía de acabado Si, dependiendo del fabricante y tipo de acabado. Algunas veces, dependiendo del fabricante.
Apariencia y sensación al tacto Será un veteado exclusivo, que dependerá de la veta del árbol utilizado. Imitación a madera con un patrón o veteado repetido.

Atendiendo al uso y presupuesto disponible, siempre encontraremos un suelo de madera o laminado que se ajuste a nuestra idea.